• viernes 03 de febrero del 2023
728 x 90

"Aluvión" de codolencias en la nunciatura de España por la desaparición de Benedicto XVI

img

MADRID, 3 Ene.

La nunciatura apostólica en España ha recibido un "aluvión" de mensajes de condolencias por el fallecimiento de Benedicto XVI y ahora se han acercado los primeros embajadores y leales a firmar en el libro que han abierto este martes.

Según han informado a Europa Press fuentes de la nunciatura, en la primera hora que transporta abierto el libro de condolencias han acudido a firmar los embajadores de Perú y también Italia, tal como ciertos católicos, a redactar sus mensajes de agradecimiento y de tristeza por la desaparición del papa emérito.

Además, exactamente las mismas fuentes han precisado que recibieron un "aluvión" de mensajes a través del correo de la Nunciatura Apostólica ([email protected]), de obispados, compañías y medios.

El libro de condolencias de la Nunciatura Apostólica se ha abierto este martes 3 de enero a fin de que los ciudadanos que lo deseen logren dejar sus mensajes en memoria de Benedicto XVI, fallecido el pasado sábado 31 de diciembre de 2022.

En preciso, se han puesto 2 mesas en el salón primordial, el salón de los embajadores, al lado de 2 cuadros del papa emérito Benedicto XVI. Los ciudadanos van a poder arrimarse a firmar desde este martes hasta el jueves 5 de enero, desde las 9:30 hasta las 13:30 horas y desde las 17:00 hasta las 19:00 horas; y el viernes 6 de enero, desde las 9:30 hasta las 13:30 horas.

El papa emérito Benedicto XVI murió el pasado sábado 31 de diciembre de 2022, tras unos días en los que se había agravado su estado de salud. Sus restos fatales reposaron en el Monasterio Mater Ecclesiae hasta la madrugada del lunes, en el momento en que se trasladó su cuerpo a la Basílica de San Pedro, donde continuará expuesto hasta este miércoles 4 de enero a las 19:00 horas a fin de que los leales logren ofrecerle su último adiós.

El funeral se festejará el jueves próximo 5 de enero, a las 9:30 horas, en el atrio de la Basílica de San Pedro. La celebración va a estar encabezada por el Papa Francisco y el ataúd del Papa emérito va a ser movido a la Basílica de San Pedro y, más tarde, a las Grutas del Vaticano para su entierro.