• jueves 02 de febrero del 2023
728 x 90

Almudena Cid, brillante, charla por vez primera de Gerardo Berodia: "Estoy muy sosegada. Precisaba reencontrarme"

img

   MADRID, 20 Dic. (CHANCE) -

  Fue el pasado verano, siete meses tras su separación de Christian Gálvez, en el momento en que han comenzado los comentarios de noviazgo entre Almudena Cid y Gerardo Berodia. A pesar de ser pillada en múltiples oportunidades en actitud cariñosa y romántica con el exfutbolista la actriz y exgimnasta desmentía esta relación y aseguraba, tajante, que se trataba solo de un óptimo amigo al que conocía desde hace unos años.

   Con el paso de los meses les hemos seguido observando juntos y, en sus últimas imágenes, han derrochado amor y felicidad paseando abrazados sin importarles que el planeta les vea. Una confirmación sin expresiones de que la vitoriana está de nuevo enamorada y pasó página tras su mediática separación con el presentador de Mediaset, que poco tras comunicar su separación hacía pública su relación con la asimismo comunicadora Patricia Pardo.

  Evitando poner etiquetas de momento a su historia amorosa con Gerardo Berodia, Almudena ha reaparecido brillante como embajadora del VII Brindis Solidario de Bodegas Protos - que esta vez apoya el emprendimiento de Investigación de la Asociación Yo Nemalínica, apuntada a pequeños con esta patología neuromuscular innata extraña - y, por vez primera, y sin esconder el instante tan dulce que está atravesando, mencionó de su novedosa ilusión.

    -  CHANCE: ¿De qué manera te hallas?

  - ALMUDENA: Bien, bien. Ahora un tanto como removida por que no conocía esta patología. Son pequeños que no tienen la posibilidad de desplazar el cuerpo pues perjudica neuromuscularmente y no tienen el impulso que viene de la cabeza al cuerpo. No tienen la posibilidad de llevar a cabo algo tan habitual como caminar y en el momento en que ves que es realmente difícil, que hay que proporcionarles voz y hallar medios para la investigación. Soy un individuo muy empática y en el momento en que veo algo así lo que logre realizar.

   - CH: ¿La Navidad como se muestra?

   - ALMUDENA: Realmente bien. Me voy a ir a Vitoria con la familia, con mis progenitores, con mis hermanos, mi cuñada, mi sobrino y con ganas de comerme unas castañas por Vitoria.

   - CH: ¿Sois de villancicos?

   - ALMUDENA: Nada, no, yo bailo bastante en mi vida. Soy mucho más de estar con ellos, cenar apaciblemente por el hecho de que no lo puedo llevar a cabo comunmente, vivo lejos de la familia entonces en el momento en que voy un fácil recorrido con mi padre o comerme unas castañas con mi madre o tomarme un café y un pincho, para mí eso es el lujo.

   - CH: ¿Y En final de año? ¿tienes función?

   - ALMUDENA: No, no tengo función. Subiré al monte, me voy a comer una naranja como de año en año.

   - CH: ¿Sola o acompañada?

   - ALMUDENA: Con mi familia.

   - CH: Guapo a rabiar Gerardo Berodia, que lo vi el pasado día, por favor, a tu chaval que fue a apoyarte al teatro. Monísimo.

   - ALMUDENA: ¿Qué te diré yo? El chaval es muy guapo, sí, pero no deseo charlar del tema.

   - CH: Qué bien tener esa ilusión.

   - ALMUDENA: No, no voy a… Es que estoy en un instante en el que estoy muy tolerante, muy sosegada en el que estoy tratando descodificar cosas que yo tenía adquiridas, romper unos patrones que yo tenía comprados en mi vida y precisaba reencontrarme.

   - CH: Pero bueno, conociéndoos, ¿verdad?

   - ALMUDENA: Amigos.

   - CH: Cerramos el 2022, ¿con esto asimismo cierras todos y cada uno de los episodios con tu expareja? ¿No hay nada puesto que les una como divorcio o perros que comunicar?

   - ALMUDENA: Es que lo que es esta época para nosotros, para mí ahora no es así.

   - CH: Tú ahora has cerrado ese capítulo, por el momento no te liga nada.

   - ALMUDENA: Estoy muy feliz por el hecho de que me he rencontrado.

   - CH: ¿En el 2023 un niño?

   - ALMUDENA: Mi sobrino, Marco, que me lo como a besos.

   - CH: Me imagino que llena de proyectos, ¿verdad?

   - ALMUDENA: Sí, teatro que poseemos da un giro y después sale el libro el 23 de marzo, ‘Caminar sin punteras’, que he estado haciendo un trabajo bastantes meses durante la escritura y me ha ayudado bastante a ordenarme. Al final es lo que precisaba y ordeno frecuentemente mi vida mediante la escritura como hice con los libros de Olimpia y este me ha ayudado bastante, más que nada este sí que me ha ayudado a nivel terapéutico.