• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Alemania y Canadá acuerdan el suministro de comburente de hidrógeno desde 2025

img

BERLÍ, 24 Ago.

Alemania y Canadá han firmado este martes un convenio de cooperación para la producción y el transporte de comburente de hidrógeno hacia el país europeo, de esta manera para la construcción antes de 2030 de una cadena de suministro transatlántica, a fin de tener ahora las primeras entregas desde 2025.

El acuerdo fué ratificado a lo largo del segundo día de viaje oficial en Canadá del canciller alemán, Olaf Scholz, en la recóndita localidad de Stephenville, ubicada en la oriental provincia de Terranova y Labrador, en una liturgia donde asimismo estuvo presente el presidente canadiense, Justin Trudeau.

El acuerdo es un "paso histórico hacia adelante" para el futuro compartido entre Alemania y Canadá, según ha festejado un Trudeau, que confía en que las primeras exportaciones estén listas para 2025. A su vez, ha señalado que se van a crear cargos laborales y medrará la economía local mientras que se apuesta en energías limpias con las que contrarrestar el cambio climático.

En esa línea se ha manifestado el canciller Scholz, para quien el acuerdo no solo hace más fuerte la relaciones económicas entre los dos país, sino asimismo son "un paso esencial" para un suministro energético sostenible para el futuro".

La provincia de Terranova y Labrador se considera un espacio conveniente para la producción de hidrógeno renovable, gracias a las peculiaridades de la zona, muy ventosa y escasamente poblada. El empleo de hidrógeno, más allá de que su producción cuesta mucho más que obtener gas natural, no genera gases de efecto invernadero.

Por su parte, las compañías energéticas alemanas Eon y Uniper han informado de la firma de un memorando de comprensión con la canadiense Everwind ajeno de estas diálogos con el propósito de importar hidrógeno desde 2025.

Cada una de estas compañías busca un convenio de compra de hasta 500.000 toneladas por año de amoníaco, el químico empleado para transportar hidrógeno. A su vez, se edificará una planta de producción de hidrógeno y amoníaco verde en el pueblo de Point Tupper en la provincia canadiense de Nueva Escocia.