• martes 27 de septiembre del 2022
728 x 90

Alemania sobresaltada por la reducción del fluído de gas de Nord Stream 1 al 20% de su aptitud

img

MOSCÚ, 26 Jul. (DPA/EP) -

El ministro alemán de Economía, Robert Habeck, aseguró este lunes que "Rusia rompe contratos y culpando a otros", al tiempo que "Putin juega un juego engañoso", en el margen de la reducción a medio suministro de gas de hoy a través del gasoducto Nord Stream 1 por la parte de Gazprom.

La compañía gasista rusa informó de que, desde el miércoles, reducirá a la mitad el suministro de hoy a través del gasoducto Nord Stream 1 mencionando a la revisión de una exclusiva turbina, como ahora pasó hace semanas.

El gasoducto hoy en día trabaja a un 40 por ciento de su aptitud, con lo que desde el miércoles se reducirá a un 20 por ciento, lo que piensa unos 33 millones de metros cúbicos de gas al día.

Por su parte, Berlín arguye que los cortes son sencillamente un castigo de Rusia por las sanciones.

"Procura debilitar el enorme acompañamiento a Ucrania y abrir una brecha en la sociedad de la cual formamos parte. Para ello, bate la indecisión y hace subir los costos. Estamos contrarrestando esto con unidad y acción pensada. Estamos tomando cautelas para pasar el invierno", ha lamentado Habeck.

La Unión Europea en su grupo --y Alemania particularmente-- dependen en buena medida del gas ruso. Y más allá de que se están moviendo de forma rápida para conseguir elecciones, la energía todavía es un área de puerta de inseguridad.

Habeck ha asegurado que Alemania trabaja para achicar el consumo de gas, en afirmaciones siguientes a la emisora ARD.

"Estamos en una situación grave y es hora de que todo el planeta lo comprenda", ha proclamado.

Así, hizo hincapié en que Alemania debe sostenerse unida y utilizar medidas para achicar el consumo de gas.

"Sí, Putin tiene el gas, pero nosotros disponemos el poder", ha recalcado.

Los recursos de gas de los Países Bajos y Noruega proseguirán llegando a Alemania, ha señalado Habeck, quien ha añadido que los probables niveles para el invierno dependen de la proporción de gas que los alemanes tengan la posibilidad de ahorrar.

Asimismo, ha subrayado que en el caso de escasez grave, el suministro a la industria se reduciría antes que el de los hogares o las infraestructuras protegidas, como los centros de salud.

El aviso de Moscú provocó una fuerte subida del precio del gas natural en Alemania, con un contrato de futuros considerado como un barómetro que subió a 175 euros (178 dólares estadounidenses) por megavatio hora en la bolsa de energía de holanda, un 7,7 por ciento mucho más que el viernes.