• viernes 03 de febrero del 2023
728 x 90

Alemania se va a hundir un 7,9% en 2023 si el invierno es frío y hay escasez de gas, según institutos alemanes

img

MADRID, 29 Sep.

Los primordiales institutos de Alemania de previsión económica han emitido un informe grupo este jueves en el que prevén una contracción sin precedentes del 7,9% del producto interior bárbaro (PIB) del país en el caso de se materialicen una sucesión de peligros a la baja.

"El achicado suministro de gas desde Rusia ha eliminado una sección esencial del suministro y ha aumentado el peligro de que el sobrante y los volúmenes de almacenaje en el invierno no sean suficientes para realizar la demanda", han sobre aviso los institutos IFO de Munich, DIW de Berlín, IfW de Kiel, IWH de Halle y RWI de Essen.

De este modo, en el ámbito mucho más negativo y de peligro, en el que el país no consigue achicar su consumo de gas, hay una escasez de suministro y el invierno es singularmente frío, los institutos estiman que la economía va a caer un 7,9% en 2023, al tiempo que en 2024 se va a hundir otro 4,2%.

No obstante, el ámbito base es diferente. Los institutos aguardan un desarrollo económico del 1,4% este año, en oposición al 2,5% sosprechado hace tres meses, al paso que para 2023 se registrará una recesión del 0,4%. En junio, estimaban un desarrollo del 3,7%. La visión para 2024, la primera que se efectúa para dicho año, quedó fijada en el 1,9%.

Además, en estas previsiones base, los institutos estiman que la inflación media en Alemania para este año va a ser del 8,4%. En 2023, gracias a la situación energética, se acelerará aún mucho más hasta una media del 8,8%, si bien para 2024 retrocederá hasta el 2,2%. Es una voluminosa diferencia en comparación con junio, en el momento en que los organismos preveían una inflación del 6,8% este año y del 3,3% en 2023.