• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Alemania acuerda un nuevo bulto de sobra de 65.000 millones de euros para mitigar la crisis energética

img

Scholz afirma que Rusia "no es un distribuidor de energía confiable"

Alemania aprueba un nuevo bulto de asistencia humanitaria a Kiev valorado en 200 millones de euros

BERLÍN, 4 Sep. (DPA/EP) -

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha asegurado este domingo que Rusia no es un "distribuidor de energía confiable" una vez que el Gobierno haya acordado un nuevo bulto de asistencia de sobra de 65.000 millones de euros para mitigar la crisis energética.

En este sentido, el canciller alemán ha destacado que "la Rusia de Putin no cumple con el contrato" de suministro desde hace cierto tiempo. "El detonante de esta situación tan tan bien difícil es la invasión de Rusia a Ucrania", dijo, agregando que, pese a todo, van a poder sobrepasar el invierno.

"Hablamos de conducir a este país seguramente por medio de esta crisis", explicó Scholz, añadiendo que, en vistas a las intranquilidades de los ciudadanos por la subida del precio de la luz, se están tomando "seriamente" la situación.

Las diálogos entre el Partido Socialdemócrata alemán (SPD), los Verdes y el Partido Democrático Libre (FDP) han arrancado esta mañana en la ciudad más importante alemana, Berlín, y terminaron con un convenio de coalición que dejará calmar la presión de los hogares alemanes.

Los pensionistas van a recibir el 1 de diciembre una asistencia única para el valor de la energía de 300 euros, que va a ser de 200 euros en la situacion de los alumnos universitarios. Asimismo, va a haber un precio achicado para un preciso consumo básico de electricidad. Para el consumo agregada sobre ese valor, el valor no va a estar con limite.

El Gobierno asimismo prevé ingresar un nuevo abono achicado para el transporte regional en todo el país, con un precio que rondará entre los 49 y 69 euros por mes. La financiación de este subvención debe ser aprobada todavía por los gobiernos regionales.

El Gobierno de Alemania aseguró el viernes que el suministro de gas está de forma plena garantizado, pese a un "tenso" contexto que sumó un nuevo capítulo con el aviso del cierre indefinido del gasoducto 'Nord Stream 1'.

El enorme ruso Gazprom anunció que el cierre que de entrada iba a ser temporal --de tres días, hasta este sábado-- va a ser indefinido, una vez que se haya detectado una fuga de aceite a lo largo de las trabajos de cuidado de la única turbina que proseguía activa.

Las reservas de gas en Alemania rondan el 85 por ciento de la aptitud total. El Gobierno alemán había fijado por decreto que debía alcanzarse cuando menos este porcentaje hasta el 1 de octubre, con lo que el propósito se ha cumplido con un mes de antelación. Sin embargo, los escenarios tienen la posibilidad de regresar a bajar.

Por otro lado, la ministra de Desarrollo de Alemania, Svenja Schulze, anunció este domingo un nuevo bulto de asistencia humanitaria a Kiev, valorado en 200 millones de euros, con la meta de contribuir a los apartados internos en el contexto de la invasión rusa de Ucrania.

"El abultado de nuestra novedosa asistencia, 200 millones de euros, se destinará a un programa del Gobierno ucraniano de acompañamiento a los alejados internos", ha proclamado Schulze, añadiendo que esta cantidad servirá "para asegurar que la gente alejadas en Ucrania logren continuar satisfaciendo sus pretensiones mucho más básicas".

Schulze ha señalado que charlará con el presidente ucraniano, quien está de visita oficial en Berlín, para charlar en aspecto sobre otro género de ayudas para los apartados, cuyas pretensiones mucho más repentinas son la calefacción, la ropa, la vivienda y la atención sanitaria.