• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Alejandro Luzón muestra su solicitud para actualizar como fiscal jefe de Anticorrupción por un instante orden

img

MADRID, 12 Sep.

El de hoy fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, presentó el pasado viernes su solicitud para actualizar como máximo dirigente de esa Fiscalía por un minuto orden, conforme han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Este movimiento, con el que busca seguir adelante de la Fiscalía, llega una vez que el Ministerio de Justicia hiciera pública el pasado 1 de septiembre la convocatoria para una batería de plazas en la Fiscalía, incluyendo la de fiscal jefe de Anticorrupción. El período para postularse expiró este domingo, 11 de septiembre.

Las fuentes consultadas por esta agencia de novedades comentan que si bien este miércoles se festeja el primer pleno del nuevo Consejo Fiscal, lo mucho más posible es que no dé tiempo a conceder las novedosas plazas en juego. No obstante, se estima que se festejen 2 plenos mucho más este mes de septiembre.

Luzón fue designado fiscal jefe de Anticorrupción en el mes de julio de 2017 a iniciativa del entonces fiscal general del Estado José Manuel Maza. El Consejo Fiscal apoyó a Luzón con un total de 8 de los votos, siendo apoyado por los seis consejeros que representaban a la conservadora Asociación de Fiscales y asimismo por el entonces fiscal jefe de Inspección y el fiscal jefe del Tribunal Supremo, Luis Navajas.

Luzón, nativo de Madrid en 1964, ingresó en la carrera fiscal en 1989 y fue integrante de la Secretaría General Técnica de la Fiscalía General del Estado. Cuenta con una gran experiencia en Anticorrupción, ya que fue designado a ella en 1995. Su primer destino fue la Audiencia Provincial de Toledo y pasó por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid antes de ingresar a ser parte del departamento que dirige hoy en dia.

Es popular por ser el fiscal del 'caso Bankia', entre cuyas piezas estaba la que juzgó a los implicados por la utilización de tarjetas 'black', tal como el juicio contra el directivo general de la Guardia Civil Luis Roldán o los populares como Afinsa, Occidental Hoteles, Alierta, Eurobank, Huarte o Fondos Reservados en el que se condenó a la cúpula del Ministerio del Interior del Gobierno de Felipe González.