• viernes 30 de septiembre del 2022
728 x 90

Alejandro G. Iñárritu muestra 'Bardo': "Es absurdo decir a España que solicite perdón a México por la conquista"

img

El actor hispano-mexicano Daniel Giménez Cacho: "Hay mexicanos que son peores el día de hoy que Hernán Cortés"

SAN SEBASTIÁN, 23 Sep. (del enviado particular de Europa Press, Eduardo Blanco) -

El directivo Alejandro González Iñárritu, que trae a la sección 'Perlas' del Festival de San Sebastián su novedosa película 'Bardo', ha asegurado que reclamar que España solicite perdón a México por la conquista le resulta "absurdo" y que hablamos de un instante que es "una parte de la Historia y la raza humana".

"Es un acontecimiento poderoso, espectacular, en el que, como trato de argumentar en la película, cada uno de ellos tiene su criterio: el vencedor y el vencido", explicó en un reportaje con Europa Press el creador, al hilo de una escena de su extenso film en el que se genera un diálogo imaginario con la figura de Hernán Cortés.

"Y, para mí, los dos lados son atrayentes y tienen sus puntos a proteger: no hay un resultado final. Es quizás el acercamiento mucho más complejo de la raza humana y soliciar perdón ahora mismo es algo completamente inútil", ha añadido el director mexicano.

En esta línea se mostró el actor hispano-mexicano Daniel Giménez-Cacho, quien da vida al alter ego de Iñárritu en su nuevo largo. "No estoy conforme en soliciar perdón, y menos en la forma demagógica que lo solicita nuestro presidente (López Obrador). Hay mexicanos que son peores el día de hoy que Hernán Cortés y esa solicitud no posee ningún sentido", aseguró.

"También podríamos proporcionarles las merced a los españoles por toda el intelecto que llegó asilada de la Guerra Civil o por toda la literatura o una cantidad enorme de cosas. Esta forma de polarizar y decir, como de herida abierta incesante y que no sana, no la comparto" ha lamentado el intérprete.

'Bardo', que transporta añadido al título la oración de 'o falsa crónica de varias verdades', es una "autoficción sensible" de la vida del propio directivo donde se hacen un repaso múltiples instantes que podrían asociarse a su biografía --muerte de un hijo, premios...--, si bien asimismo recorre otros temas sociales como el de la inmigración y la crueldad en México, por poner un ejemplo. La película está producida por Netflix.

"Esta crónica es falsa, pero hay una verdad, la sensible. Trato mediante un alter ego de charlar de lo que yo he experimentado, que no es una autobiografía, sino más bien autoficción. No puedo mencionar que eso es lo que pasó y menos en una película, que parte entre la frontera de lo imaginario y lo real. Por eso es un tanto molesto", ha comentado con humor.

El retrato que se desprende de México es el de país en desarrollo, pero asimismo lastrado por ocasiones endémicas como la crueldad o la emigración. "Es una situación de indecisión total, pero es que el planeta entero está en una situación frágil. México tiene solidez primordialmente por su gente, por su vitalidad y por su milenaria cultura", ha aceptado.

En cualquier situación, el directivo reconoce haber "tenido bastante fortuna" en su historia y no sintió discriminación en ningún instante de su trayectoria por sus orígenes de "clase media baja". "Siempre y en todo momento he tenido independencia absoluta en todas y cada una mis películas, absolutamente nadie me ha cortado una escena ni fuí víctima de un trato de control. Me siento un favorecido, pero yo no soy la mayor parte de los millones de inmigrantes mexicanos que tienen una situación considerablemente más jodida", explicó.

Iñárritu ha adelantado que su cine va a ir en este momento por caminos mucho más socios al "poder del inconsciente". "Creo que una parte de nuestra vida nos la pasamos soñando y no hacemos caso de esa voz. Es algo mucho más real y una situación considerablemente más atrayente que las construcciones mentales cronológicas y académicas: la vida para mí es considerablemente más próxima a lo líquido de 'Bardo'", ha concluido.