• mircoles 29 de marzo del 2023
728 x 90

Alegría resta relevancia a la división del feminismo y solicita "respeto" a actos como el de Irene Montero tras el escrache

img

MADRID, 9 Mar.

La Ministra de Educación y representante del PSOE, Pilar Alegría, ha restado relevancia a la división del movimiento feminista que se puso de manifiesto en la celebración del 8 de marzo y ha pedido "respeto" frente actos como en el que ayer fue increpada la ministra de Igualdad, Irene Montero.

"El feminismo jamás fué un movimiento monolítico; siempre y en todo momento hubo diferentes medites. Lo primordial es que nos sostengamos en el factor del respeto", explicó Alegría en una entrevista en TVE obtenida por Europa Press siendo preguntada por el acto del Ministerio de Igualdad en el que un conjunto de jóvenes se encaró a Irene Montero. En su opinión, "es lógico que en este movimiento tan esencial haya voces diferentes y todas y cada una tienen cabida en el ámbito del respeto, que es lo primordial".

La dirigente socialista ha señalado la "fuerza del feminismo en las calles" y ha asegurado no estar preocupada "por las diferentes manifestaciones y pancartas", sino más bien "por esos que están en oposición a los adelantos y que, mediante la política, desean recortarlos".

Respecto a la sepa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del acto del Ministerio de Igualdad, al que ha asistido en años precedentes, asimismo le ha restado relevancia y ha recordado que el jefe del Ejecutivo se encontraba reunido con mujeres empresarias con "quienes ha podido comunicar la ley de representación igualitaria". "Ayer todos y cada uno de los ministros y yo tuvimos la oportunidad de estar mucho más cerca a la vera de las mujeres, el presidente con las mujeres empresarias, la ministra de Igualdad en otro acto y yo misma con las mujeres del ámbito rural", ha añadido.

En cuanto al autofoto de Sánchez con diez ministros socialista en los corredores del Congreso, Alegría ha asegurado que fue algo improvisado antes de la sesión de control al Gobierno. "Fue una foto espontánea, sin segundas ni malas lecturas, en las que no estábamos todos pues ciertos no habían llegado, pero estábamos un número fundamental". "Démosle un carácter de absoluta normalidad", ha añadido la titular de Educación.