• martes 27 de septiembre del 2022
728 x 90

Alcaraz desea revancha para proseguir soñando en Nueva York

img

El murciano se va a medir en los cuartos de final del US Open a Jannik Sinner, que le ganó un par de veces este año

Al deseo de revancha se aúna la oportunidad de corroborar su candidatura al título en Nueva York y al número uno del top

MADRID, 7 Sep.

El tenista español Carlos Alcaraz disputará en la madrugada del miércoles al jueves (2.30 horas) los cuartos de final del US Open frente al italiano Jannik Sinner, contrincante al que no ha vencido este año, y con el que va a deber corroborar su apetito y candidatura al título en Nueva York, para proseguir asimismo en la carrera por el número uno de todo el mundo.

El murciano, único superviviente de la 'Armada' en el Abierto de los Estados Unidos, batió al croata Marin Cilic en octavos en un partido maratoniano, en el que precisó prácticamente 4 horas para imponerse al que fue vencedor del torneo en 2014 por 6-4, 3-6, 6-4, 4-6 y 6-3. Este fue el primer enorme examen para Alcaraz, que venía de tres 'cómodos' duelos en Flushing Meadows, si bien la juventud y la superioridad física del español se obligaron en el desafío generacional vivido en Nueva York.

El alumno de Juan Carlos Ferrero venció asimismo contra sus diablos, que en ocasiones se muestran con apariencia de desconexión y precipitación, demsostrando frente al croata su madurez en la pista. Este primer triunfo de exigencia en Nueva York le deja continuar soñando con la oportunidad de alzar su primer 'Grande', tal como de finalizar el torneo como número uno de todo el mundo, tras la derrota de Rafa Nadal, y con Casper Ruud como otro candidato. Para ello, solo lograr la final, si no es frente al noruego, se lo garantizaría, y si es frente al número siete, ganarla.

Pese a la ambición famosa por todos de Alcaraz en lo que se refiere a enormes propósito y el desarrollo exponencial de los últimos meses, el murciano, de hoy número 4 de todo el mundo, elige ser sensato frente a la opción de llegar a la cima del top. "Lo veo lejísimos, si bien me queden 2 o tres partidos, aún lo veo completamente lejos", reconoció el español, de 19 años, que puede transformarse en el líder del circuito mucho más joven de la historia, récord que muestra en este momento Lleyton Hewitt (con 20 años, 8 meses y 23 días).

"Me quedan partidos de prominente nivel, de alta exigencia, con lo que en este preciso momento intento no pensarlo. Estoy enfocado en los cuartos de final", insistió un concentrado Carlos Alcaraz en afirmaciones publicadas por la ATP, que es siendo consciente de la contrariedad del desafío frente Sinner, contrincante al que todavía no ha vencido esta temporada.

El italiano, número 13 de todo el mundo, superó al bielorruso Iliá Ivashka en cinco sets (6-1, 5-7, 6-2, 4-6 y 6-3), en un desafío a priori accesible pero que terminó complicando a Sinner, que va a tener el cansancio como uno de sus oponentes asimismo frente Alcaraz -transporta tres partidos de sobra de tres horas en el torneo-.

No obstante, la estadística está a favor suyo. Y es que Sinner ahora ha vencido al murciano este año en la final de Umag y los octavos de final de Wimbledon. Así, Alcaraz encara el desafío con deseo y apetito de revancha, para lograr vencer a entre los oponentes que se le resiste este curso. Wimbledon y en Umag.

"Influye para positivo, por el hecho de que le tengo ganas", respondió el español sobre el frente a frente desfavorable con el italiano. "Soy un chaval competitivo, al haber perdido ámbas últimas ocasiones tengo ganas de regresar a encararme a él, de enseñar mi nivel, mi juego, y también proceder a por todas y cada una. Y esperemos que a la tercera vaya la derrotada", deseó Alcaraz, que aseveró que habrá de estar "concentrado" para vencer frente Sinner.

Alcaraz se confirmó como uno de los más importantes representantes de la 'next-gen' y en este momento tiene una ocasión de oro para comprobar su meteórico avance en un circuito con varios aspirantes a todo. El murciano se encontraba fuera del 'top cien' a inicios del 2021 y solamente año y medio después ahora riña por alzar su primer 'Grande' y ve el número uno muy cerca.

Su extenso repertorio de golpes, tal como su desparpajo, valentía, utilidad y resistencia física, le catapultan como entre los tenistas del futuro, más allá de que se ha empeñado en estimar asimismo controlar en el presente.

Nueva York le ha enseñado que no hay ronda simple, si bien esta vez se pudo ver a un tenista mucho más 'hecho' y entero, sin dejarse a los nervios. El US Open se antoja como la ocasión de oro para ponerse entre los enormes, con sus primeras semifinales de 'Grand Slam' en el horizonte como el menor de los enormes premios que tiene en juego.