• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Albares reclama la inversión en defensa para dotar a España de una "industria fuerte y autónoma"

img

Protege que es requisito a fin de que España logre ser "actor" y remarcar su autonomía estratégica

MADRID, 5 Jul.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel, ha defendido este martes la relevancia de invertir en defensa en un instante de cambios en el orden en todo el mundo como el presente a fin de que España cuente con una industria en este campo "fuerte y autónoma" y asegurar con esto "la seguridad y prosperidad de los españoles".

En pleno enfrentamiento de adentro en el Gobierno de coalición por los proyectos de Pedro Sánchez de lograr el 2% del PIB en temas de Defensa para 2029 y con la aprobación de un crédito de 1.000 millones de euros para el Ministerio de Defensa en el Consejo de Ministros, Albares hizo una encendida defensa de la relevancia de la industria de la defensa para España.

El ministro ha destacado que hay mucho más de 500 compañías en este ámbito que desarrollan 95.000 cargos laborales, 25.000 de ellos directos y en su mayor parte "de calidad y alta cualificación" y ha señalado asimismo la "colosal eficacia" de esta industria "competitiva y también internacionalizada" con un volumen de ventas del 4,8% del PIB industrial y de las que el 84% son de todo el mundo.

Albares, que ha estrenado un foro de discusión ordenado por el períodico 'El Español' sobre la OTAN tras la cima de Madrid, hizo hincapié en que la guerra en Ucrania "ha reforzado la intención política" que existía de aumentar el gasto en defensa y asimismo de sostener el beneficio tecnológica de los socios.

Para ello, hay que impulsar la industria europea de la defensa, algo en lo que la industria de españa tiene asimismo "bastante que dar", con la intención de hacer una "industria fuerte, eficaz y autónoma" en un instante en el que, ha señalado, es la geopolítica la que marca las resoluciones económicas y no al contrario, como ocurría hasta la actualidad.

Así ya que, la apuesta por desarrollar la industria de defensa, y también invertir en investigación y avance en este ámbito, "nos irá a aceptar a España y los españoles ser actores y contribuir al avance de estas habilidades" lo que en último término piensa "el refuerzo de nuestra autonomía".

En su defensa, Albares asimismo ha incidido en la doble naturaleza que tiene la industria de la defensa, tanto civil como militar, recordando que el GPS o Internet nacieron en el ámbito de las fuerzas armadas y en este momento pertenecen a la vida diaria de todos.

El ministro ha defendido que en "instantes tan definitivos en los que examinamos el futuro orden mundial es clave tener compañías españolas punteras" en este campo y que concurran en los programas de europa y ayuden con otras compañías líderes a fin de que España esté presente "en los foros de discusión en los que se marchan a tomar las resoluciones que van a marcar las próximas décadas".

La industria de la defensa "es un campo primordial en el tejido español y para nuestra proyección global", ha recalcado Albares, que dejó claro que el Gobierno proseguirá "jugando un papel comprometido en todos y cada uno de los debates" para respaldar "una posición conveniente a remarcar nuestra autonomía estratégica a través de un campo clave para la seguridad y prosperidad de los españoles".

En el Gobierno, ha puntualizado, "siempre y en todo momento nos encontramos prestos a confrontar y discutir ideas pues del enfrentamiento siempre y en todo momento aparece la luz y la realidad".

Por otra sección, ha reiterado que la cima de la OTAN fué "un éxito" tanto para España para nuestra Alianza y ha festejado que los objetivos que se había fijado el Gobierno para exactamente la misma se hayan logrado, citando la mención del flanco sur y de las amenazas híbridas como la instrumentalización de la inmigración irregular o los flujos energéticos como herramienta de presión política en el Concepto Estratégico.

"Nos encontramos asistiendo al nacimiento de un nuevo orden en el que todo se puede regresar un arma", ha resumido el ministro de Exteriores, que ha reivindicado de nuevo que "en estos instantes de cambio, los progresistas, los socialdemócratas y la multitud de izquierda" como el Gobierno español han de estar "a la cabeza de la seguridad de la sociedad" para resguardar a los ciudadanos, en especial los mucho más atacables.