• martes 27 de septiembre del 2022
728 x 90

Albares apuesta por no responsabilizar a Argelia por el ataque en Melilla hasta aclarar lo ocurrido

img

MADRID, 28 Jun.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha defendido este martes la necesidad de aclarar lo ocurrido el pasado viernes en el ataque a Melilla que se saldó con mucho más de veinta inmigrantes fallecidos antes de "atribuir responsabilidades" y apuntar a Argelia, como sí hizo Marruecos.

"No me hallará a mí del lado de los que atribuyen responsabilidades sin entender lo que ocurrió", ha sostenido el ministro en una entrevista en Antena3 obtenida por Europa Press, tras ser preguntado si, exactamente la misma Marruecos, que ha atribuido a la "deliberada laxitud" de Argelia en su frontera el ataque violento, piensa que Argel tuvo algo que ver.

En este sentido, ha subrayado que "tanto Marruecos como España nos encontramos probando que deseamos aclarar lo ocurrido" de ahí el que la Fiscalía marroquí como el Defensor del Pueblo español hayan abierto una investigación. Por ello, ha pedido aguardar a que "tengamos claros los hechos".

Por otra sección, Albares ha eludido calificar de ataque lo sucedido el viernes, más allá de que hizo hincapié en que una avalancha de 2.000 personas como la registrada "es algo realmente difícil de administrar y encauzar".

Así, ha recordado que de lo que se habla es de resguardar la frontera y a los ciudadanos, en un caso así los de Melilla, con lo que ha ensalzado de nuevo "la colaboración de las fuerzas de seguridad marroquíes" para realizar en oposición al inconveniente y asimismo el "increíble trabajo" de las fuerzas de seguridad españolas. Sin ellos, ha incidido, "sería irrealizable realizar un control y una defensa de esa frontera exterior".

En cuanto a la carencia de empatía que se ha reprochado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su reacción inicial, el ministro de Exteriores ha asegurado que lo sucedido "nos conmueve a todos" y ha reivindicado las acciones emprendidas por el Ejecutivo en frente de la inmigración y la "empatía" que según él mostró siempre y en todo momento Sánchez.

Así las cosas, Albares hizo hincapié en que la inmigración es "un fenómeno muy complejo al que ningún país, ni el mucho más podrso, puede confrontar solo". Por ello, apostó por "remarcar aún mucho más nuestra colaboración con Marruecos y con los países de origen y tránsito" y ha defendido que asimismo es precisa la implicación de la UE y de la Comisión Europea en este campo.

En otro orden de cosas, el ministro de Exteriores ha rechazado tajantemente que en el seno de la coalición de Gobierno haya un pacto de silencio para no charlar de lo ocurrido en Melilla, una vez que la representante, Isabel Rodríguez, impidiese ayer en cinco oportunidades a la ministra de Igualdad, Irene Montero, pronunciarse sobre lo ocurrido. "En absoluto", aseguró, insistiendo en que el Ejecutivo "está unido".