Crónica España.

Crónica España.

Albares afirma que el Consulado en Jerusalén opera sin contratiempos a pesar de la prohibición israelí.

Albares afirma que el Consulado en Jerusalén opera sin contratiempos a pesar de la prohibición israelí.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha dejado entrever que de momento no habrá una respuesta a las "provocaciones" de su homólogo israelí.

MADRID, 6 Jun.

El ministro ha afirmado que a pesar de la prohibición impuesta por el Gobierno israelí el 1 de junio, el Consulado General en Jerusalén sigue operando "con normalidad".

En una rueda de prensa urgente, Albares anunció que España se unirá a la demanda de Sudáfrica contra Israel en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por presunto genocidio en Gaza, mientras el consulado español en Jerusalén continúa funcionando sin contratiempos.

Israel Katz, ministro de Exteriores israelí, había ordenado la prohibición de contactos con palestinos por parte del personal español en el Consulado. Ante la negativa de España a acatar la orden, amenazó con cerrar la misión diplomática en Jerusalén.

Albares defendió el respeto a las convenciones diplomáticas y consulares, recordando que España cumple escrupulosamente con la Convención de Viena. Afirmó que el Gobierno seguirá respetando las normas internacionales en caso de cierre del consulado español por parte de Israel.

El ministro resaltó el carácter histórico del Consulado español en Jerusalén, creado en 1953 para atender a peregrinos cristianos en Tierra Santa. Destacó que Israel se comprometió a respetar este estatuto histórico en 1986, cuando se establecieron relaciones diplomáticas con España.

En cuanto a las recientes "provocaciones" de su homólogo israelí tras el reconocimiento del Estado palestino, Albares insinuó que por el momento no habrá una respuesta. Destacó que se coordinará con otros países que también reconocieron a Palestina para mantener una postura firme y evitar una escalada de tensiones.

El ministro subrayó que el reconocimiento de Palestina no es un ataque contra Israel, sino una decisión legítima en busca de la paz en la región. Asimismo, negó que esta crisis diplomática sea comparable con la ocurrida en Argentina, donde el Gobierno retiró a su embajadora por declaraciones ofensivas hacia la esposa del presidente español.

Albares concluyó afirmando que las decisiones tomadas buscan defender la dignidad de las instituciones españolas y alcanzar los objetivos deseados, sin caer en provocaciones ni alimentar conflictos innecesarios.