• viernes 30 de septiembre del 2022
728 x 90

Al menos cinco detenidos en unas manifestaciones por la demolición de un monumento soviético en Riga

img

MADRID, 24 Ago.

Al menos cinco personas fueron detenidas este martes en Riga, la ciudad más importante de Letonia, en el momento en que protestaban por la demolición del Monumento a los Libertadores, levantado 1985 para conmemorar la victoria del Ejército Rojo sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Las detenciones se han producido a consecuencia de la negativa de varias personas a dejar el complejo conmemorativo en el momento en que lo requirió la Policía, que informó de pequeños combates verbales entre incondicionales y opositores de la retirada de estos monumentos, ubicados en el vecindario de Pardaugava, comunica la agencia báltica de novedades BNN.

El ministro de Defensa de Letonia, Artis Pabriks, ha calificado de "impecable" la tarea policial, agregando que van a tener "tolerancia cero" con "los defensores de las ambiciones imperiales de Rusia", en armonía con los razonamientos que se han esgrimido en este sentido para justificar la retirada de estos monumentos.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Edgars Rinkevics, ha advertido a los ciudadanos extranjeros que si son "atrapados" cometiendo ilegalidades a lo largo de la retirada de estos monumentos "va a ser incluido en la lista de Letonia de personas indeseables y expulsado del país".

El popular como Parque de la Victoria de Riga es un complejo conmemorativo gobernado por un impresionante obelisco de 76 metros de altura, adornado con cinco estrellas doradas que representan los años que duró la II Guerra Mundial, y escoltado por 2 esculturas de bronce, la de una mujer que representa a la patria y la de tres soldados.

Una resolución del Parlamento letón establece la desaparición antes del 15 de noviembre de todo monumento que conmemore el régimen soviético, como una parte de las medidas que ciertos países están aplicando en represalia a la invasión rusa de Ucrania. El artículo menciona particularmente a las instalaciones de Riga, erigidas en 1985, si bien aún no está claro qué va a ocurrir con el obelisco.

El monumento ha servido asimismo comúnmente como sitio de concentración de los ciudadanos de origen ruso cada 9 de mayo, Día de la Victoria. Alrededor del 25 por ciento de la población letona es de etnia rusa.