• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Al menos 35 fallecidos en las crecidas de agua de Kentucky, según un nuevo cómputo

img

MADRID, 1 Ago.

Al menos 35 personas han fallecido en las graves crecidas de agua que han perjudicado al estado estadounidense de Kentucky en los últimos días, según reveló este lunes el gobernador del estado, Andy Beshear, que ha insistido en que la cifra final de muertos puede acrecentar conforme se retiren las aguas de las ubicaciones anegadas.

"Mucho más malas novedades. Hemos afirmado mucho más víctimas fatales en las crecidas de agua del este de Kentucky. Ahora contamos un cómputo de 35 muertos", explicó Beshear en rueda de prensa.

Los cuerpos son trasladados a Frankfort, donde se ha habilitado un camión frigorífico para proteger los cadáveres por el hecho de que la morgue está desbordada, ha apuntado el gobernador.

Besehar ha advertido aparte de que hay muchas personas que "solo tiene la ropa que transporta puesta" con lo que animó a quien lo necesite en los cinco condados designados a pedir la asistencia de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus iniciales en inglés). "La multitud de la FEMA está de sendero", ha señalado.

Mientras, prosiguen los trabajos de restauración y ahora se consiguió establecer nuevamente el servicio de telefonía en una parte de las ubicaciones perjudicadas, comunica la televisión local WLEX-televisión. Sin embargo, otras infraestructuras como puentes o rutas van a tardar mucho más en poder regresar a marchar, explicó el gobernador, que ha ordenado que las banderas ondeen a media asta a lo largo de una semana.

Beshear anunció además de esto que cancela el viaje que tenía sosprechado a Israel para atender la urgencia, puesto que los rescatistas proseguirán haciendo un trabajo múltiples días mucho más aún.

Muchas zonas están sin suministro de agua ni de electricidad y prosigue habiendo tormentas. Para los próximos días se prevé un incremento de las temperaturas y condiciones aún mucho más bien difíciles si cabe para las trabajos de salve. Hasta en este momento se ha salvado a 1.432 personas en todo el estado, según el último cómputo de las autoridades estatales.

Los condados de Breathitt, Clay, Floyd, Johnson, Knott, Leslie, Letcher, Magoffin, Martin, Owsley, Perry, Pike y Wolfe fueron los mucho más damnificados por estas crecidas de agua y van a ser los primeros en recibir la asistencia federal pertinente a esta declaración.

Los sacrificios de salve, comunica CNN, se vieron obstaculizados gracias a permanentes cortes del suministro de energía que han comenzado el miércoles, al comienzo de las crecidas de agua, y han proseguido hasta esta madrugada.

Kentucky se transforma de este modo en ámbito de su segunda catástrofe climática en poco mucho más de siete meses, tras la ola de tornados que asoló el estado en el mes de diciembre del año pasado y que dejó 74 fallecidos.