• jueves 02 de febrero del 2023
728 x 90

Al menos 24 participantes de la manifestación iraníes se combaten a una viable ejecución por su participación en las manifestaciones

img


TEHERÁN, diez Dic. (DPA/EP) -

Al menos un par de docenas de participantes de la manifestación iraníes se combaten a una viable ejecución como contestación de las autoridades a su participación en las manifestaciones críticas con el Gobierno, según recopila un informe anunciado este sábado por el períodico local 'Etemad'.

El citado periódico ha sacado a la luz un catálogo elaborado por las autoridades iraníes en las que se acusa a 25 participantes de la manifestación de "librar una guerra contra Dios", un cargo que, según la legislación iraní, se castiga con la pena capital.

En el catálogo de 25 acusados está el rapero Mohsen Shekari, quien ahora fue ejecutado el jueves acusado de atacar con un arma a un guarda de seguridad, incitar al terror y denegar una carretera.

El músico de rap Mohsen Shekari, que asimismo figuraba en la lista, fue ejecutado el jueves, acusado de atacar con un arma a un guarda de seguridad, tal como de incitar al terror y de denegar una carretera.

Las autoridades judiciales iraníes ahora han comunicado que se van a llevar a cabo novedosas ejecuciones, mientras que una gran parte de la red social en todo el mundo y los campos nacionales mucho más críticos, como nuestro 'Etimad', llaman a las autoridades a comprobar las condenas y eludir novedosas ejecuciones.

La muerte de Shekari ahora provocó una enérgica condena en el país y en el extranjero, a pesar de que los mandatarios políticos iraníes, entre ellos los que se incluye el presidente, Ebrahim Raisi, describieron la ejecución como una contestación lícita a los altercados registrados en todo el país.

Los participantes de la manifestación han conminado con accionar en contestación y han publicado en comunidades el eslogan 'Aguardad nuestra venganza'. Mientras, internacionalmente, población iraní en el extranjero anunció asimismo novedosas manifestaciones antigubernamentales en todo el fin de semana.

Irán es ámbito de manifestaciones desde mediados de septiembre, en el momento en que Mahsa Amini, una muchacha kurda, murió bajo custodia policial tras ser detenida por no llevar bien puesto el velo y violar los códigos de indumentaria islámicos.

Desde entonces, mientras que las movilizaciones se fueron pasando, las autoridades las fueron refrenando de manera beligerante, ganándose de este modo novedosas sanciones por la parte de la red social en todo el mundo por temas relacionados con los Derechos Humanos.

Sin embargo, desde Teherán no piensan estar dando razonamientos para las movilizaciones y han acusado a los "contrincantes" de Irán y los "mesnaderos" de estar tras las manifestaciones masivas. Las autoridades estiman que la mayor parte de los iraníes prosiguen apoyando el sistema islámico.