• jueves 08 de diciembre del 2022
728 x 90

Al menos 19 fallecidos, entre ellos un jefe de la Guardia Revolucionaria, a lo largo de altercados en la localidad iraní de Zahedán

img

MADRID, 1 Oct.

Al menos 19 personas han fallecido y una veintena han resultado lesiones, este pasado viernes, entre ellos un comandante de la Guardia Revolucionaria, a lo largo de la opresión policial contra una ola de manifestaciones que se ha liberado en las últimas horas en la localidad iraní de Zahedán, en mayoría suní, ubicada en el este del país.

El Gobierno, mediante la agencia oficial de novedades iraní IRNA, ha defendido la actuación policial esgrimiendo que los participantes de la manifestación procuraron asaltar tres comisarías de la región. Los fallecimientos fueron comprobados por el Gobernador provincial, Modares Jayabani, en rueda de prensa obtenida por la agencia semioficial de novedades iraní Tasnim, quien ha reconocido a los provocadores como "terroristas" y "separatistas".

Las manifestaciones han costado la vida al jefe de Inteligencia de la Guardia Revolucionaria en la provincia de Sistán y Baluchistán, de la que Zahedán es capital, reconocido como Alí Musavi, según pudo corroborar Tasnim, asimismo similar al ala ideológica del Ejército iraní.

Musavi habría fallecido a lo largo del ataque protagonizado por "un conjunto de elementos contrarios al régimen" cerca de la mezquita de Makki, donde han comenzado a abrir fuego indiscriminado, siempre y en todo momento según la versión de las autoridades.

Maulvi Abdul Hamid, el líder espiritual de la población baluche (en la mayoría de los casos suní), que vive en la provincia y primordial clérigo sunita de Irán, ha pedido a las fuerzas del orden que hagan todo lo que resulta posible para sostener la tranquilidad en la ciudad.

Las manifestaciones en el país se han liberado desde la desaparición bajo custodia policial de la joven Mahsa Amini y hasta los accidentes en Zahedán habían dejado entre 52 y 83 fallecidos, según fuentes de Amnistía Internacional y de la ONG iraní Iran Human Rights.

En las últimas horas, el Ministerio de Inteligencia iraní emitió además de esto un aviso que comunicaba de la detención de cuando menos nueve ciudadanos extranjeros, que proceden de Alemania, Polonia, Italia, Francia, Países Bajos y Suecia por su supuesta participación en unos altercados de los que ha responsabilizado a potencias extranjeras.

Teherán asimismo anunció el arresto de 49 integrantes de la opositora Organización de los Muyahidín del Pueblo de Irán (PMOI), ilegalizada por Teherán, por incitar al terrorismo y vandalismo por medio de la fabricación de novedades falsas.

Asimismo, ha precisado que 77 agentes de conjuntos disidentes kurdos (Komala, KDPI, PAK y PJAK), incluido uno de sus comandantes superiores "entrenado en bases estadounidenses", fueron detenidos por planear "contra el pueblo oprimido de Kurdistán en los dos lados de las fronteras occidentales del país".

A estos arrestos se les suman otros tres de integrantes de la red social bahai, considerada una herejía por las autoridades musulmanas iraníes, tal como a 92 simpatizantes de la vieja monarquía Pahlavi y cinco "terroristas" takfiri que portaban 36 kilos de explosivos.