• jueves 02 de febrero del 2023
728 x 90

¡Ahora hay fecha! Rafael Amargo va a ser juzgado en el primer mes del verano por un presunto delito de tráfico de drogas

img

   MADRID, 21 Dic. (CHANCE) -

   El bailaor Rafael Amargo se va a sentar el próximo junio en el banquillo de los acusados por un presunto delito contra la salud pública por la presunta venta,, en su residencia, de substancias estupefacientes a terceras personas de forma "persistente" en lugar de dinero.

   Así como han afirmado fuentes jurídicas la visión oralse festejará los días 7, 8, 9 y 12 de junio en la Audiencia Provincial de Madrid, y el artista - que siempre y en todo momento mantuvo su inocencia - se encara a una solicitud fiscal de 9 años de prisión.

   Amargo fue detenido el 1 de diciembre de 2020 al lado de su pareja y otras 2 personas en el contexto de la 'operación Codax', cuyo nombre significa cuervo en latín y se apoda de este modo por una imagen del bailarín de su Instagram donde hace aparición con unas alas de esta clase de ave.

   Tras declarar, los detenidos han quedado en independencia con medidas cautelares como la retirada del pasaporte, la prohibición de escapar del territorio nacional y la obligación de asistir cada quince días al juzgado. Algo injusto para Rafa, que ha cargado contra las autoridades en múltiples oportunidades pues, al no poder viajar al extranjero, ha perdido distintos trabajos como un rodaje en Bollywood o la última edición de 'Sobrevivientes'.

   En su escrito de acusación, el fiscal pide exactamente la misma pena para Juan Eduardo S.B., asistente de producción de Amargo, al accionar en teoría de manera "conjunta" con el otro acusado en la adquisición y posterior distribución de estas substancias estupefacientes. En su relato cuenta que, a lo largo de los meses de abril y diciembre de 2020, los dos "se venían dedicando de forma concertada y persistente a la distribución de substancias estupefacientes, por ejemplo metanfetamina, a terceras personas en lugar de dinero".

   De esta manera, el bailarín en teoría vendía las substancias estupefacientes a quienes asistían a su residencia de Madrid y en otras "hacía llegar la substancia al rincón donde el cliente señalaba para lo que se valía de su hombre de seguridad, el asimismo acusado Manuel Ángel B.L., otro de los asociados de Amargo, a propósito de lo que portaba, tras llevar a cabo la distribución pertinente, retornaba al residencia para entregarle el dinero conseguido con la venta".

   A modo de ejemplo, la Fiscalía cuenta que el 27 de abril de 2020, Manuel Ángel para quien solicita seis años de prisión, fue asombrado por la Policía en el momento en que se disponía a dar a un cliente, en lugar de 50 euros, una bolsa con substancia que resultó ser metanfetamina; substancia que había recogido minutos antes del residencia de Amargo, "donde debía regresar para dar el dinero".

   También, a causa de los gadgets de supervisión que se establecieron sobre su residencia, los policías nacionales lograron ver "de qué manera asistían varias personas que, tras entrar al mismo y mantenerse en el interior pocos minutos, salían de nuevo de forma apurada, procediendo los agentes a detectar a 2 de ellas, interviniendo substancia estupefaciente que se había conseguido en tal residencia, levantándose las que corresponden actas de aprehensión".

   Por un coche dictado el 1 de diciembre de 2020 por el Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid se autorizó la entrada y registro en los domicilios de los acusados. En la situacion del bailaor, los agentes intervinieron 3 botes conteniendo substancia Popper (nitritos de alquilo), una bolsa conteniendo substancia que resultó ser feniletilamina con un peso neto de 0,089 gramos y un frasco conteniendo 6 mililitros de GBL con un valor en el mercado de 314,19 euros en su venta por gramos.