• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Agosto se estrena con una mucho más que posible ola de calor, la tercera del año, y con lluvias y tormentas

img

MADRID, 1 Ago.

Agosto empieza como acabó julio, con calor profundo en parte importante del país, con temperaturas hasta diez grados mucho más altas de lo común según las ubicaciones que se sostendrán hasta el miércoles, en el momento en que empezarán a descender y las lluvias y tormentas afectarán a lo largo de esta semana, más que nada a lo largo de la tarde, y singularmente a las ubicaciones de montaña, al centro y al este peninsular, según prevé la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el representante de la AEMET, Rubén del Campo, explicó a Europa Press que el domingo se pasó de 40 grados centígrados (ºC) en los vales del Miño, Tajo, Guadiana y Guadalquivir y se llegó a 42,5 en Montoro (Córdoba) y 42,3ºC en El Granado (Huelva).

Además, ha señalado que la madrugada del sábado al domingo asimismo fue muy calurosa, más que nada en la costa mediterránea, cuyas aguas superficiales están "muy cálidas" y también previenen que durante la noche refresque y aporte humedad al paso que aumenta la sensación de bochorno. En preciso, ha apuntado que la temperatura del agua del mar Mediterráneo en España está entre 27 a 29ºC, esto es, entre 3 y 4ºC mucho más cálidas de lo común.

Por la noche, en el campo de aviación de San Javier (Murcia), la mínima fue de 27,7ºC; en Marbella no se bajó de 27ºC y en Málaga, de 26,1ºC y, en Benidorm (Alicante), no bajó de 26,1ºC. En determinante, resalta que las noches tórridas fueron usuales a lo largo del fin de semana.

Así, agosto "empieza como acabó julio", con calor que proseguirá incrementando este lunes y martes y que comenzará a descender el miércoles y jueves. En todo caso, el ámbito caluroso persistirá a lo largo de parte importante de la semana, puesto que en extensas zonas del interior de la mitad norte, asimismo en puntos mucho más apartados del centro y del sur, van a llegar a estar entre cinco y diez grados centígrados sobre lo habitual para esta época del año.

De ese modo, Del Campo señala que se superarán los 40ºC en los vales del Tajo, Guadiana y Guadalquivir y va a haber noches tropicales en las que no se baja de 20ºC en extensas zonas del Mediterráneo, en la cuenca del Ebro, en la región centro y en la mitad sur, e inclusive noches tórridas en puntos de la costa mediterránea y en puntos de Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía; asimismo van a ser tórridas las noches en Madrid, con ocasión del "efecto isla de calor" estos días.

De forma paralela al calor, medrarán las nubes de evolución diurna que provocarán tormentas, más que nada en zonas de montaña del norte, centro y este de la Península, y el representante no desecha que se extiendan asimismo a zonas llanas y que logren ser de forma local fuertes y acompañadas de ráfagas de viento profundas y de granizo.

Respecto al martes, el representante comunica de que las temperaturas van a subir en el norte y en el este de la Península y en Baleares, donde va a haber un ámbito "caluroso en casi todo el país", en tanto que se superarán los 37 o 38ºC en extensas zonas de la Península y los 36ºC en Baleares, más que nada en Mallorca.

Los cielos van a estar despejados por la mañana, si bien desde el mediodía empezarán a medrar nuevamente las nubes de evolución que van a dejar calabobos y tormentas en el centro y el este de la Península, que de forma local podrían ser fuertes y acompañados de ráfagas profundas de viento y granizo.

Las temperaturas en ciudades como Barcelona, Almería, Cáceres, Toledo, Madrid probablemente no bajarán de 25ºC y va a haber noches tórridas y a lo largo del día van a pasar de 41ºC en Badajoz, Córdoba o Toledo. "El martes será muy caluroso en toda España", apostilla.

De cara al miércoles, prevé que el mercurio baje en el norte y en el oeste pero que prosiga sin cambios o aun suba en el resto. En el Mediterráneo proseguirá un día mucho más el calor profundo y las temperaturas, un día mucho más, van a pasar de 35ºC en buena de la mitad norte y Baleares; y de 37 o 38ºC en el centro y sur. En el Tajo, Guadiana y Guadalquivir, van a pasar de 40ºC y se aguardan noches tropicales que aun ese día se van a dar en el Cantábrico en tanto que el calor nocturno se extenderá asimismo a esa región mientras que en el Mediterráneo proseguirán teniendo noches tórridas.

Otra vez ese día en puntos del centro y sur de la Península volverán a medrar nubes de evolución por la tarde. El miércoles van a ser de forma local fuertes singularmente en los ámbitos de los Pirineos Sistema Ibérico y zonas próximas y, desde el jueves los cielos van a estar mucho más nublados en el Cantábrico, con lloviznas que proseguirán formando tormentas y en zonas de montaña del centro y del este Peninsular, con oportunidad de que, nuevamente, sean de forma local fuertes.

Durante el día, los termómetros generalmente proseguirán altos a lo largo de la segunda mitad en relación a los valores comunes para esta época del año --la mucho más calurosa-- singularmente en la mitad norte peninsular. No obstante, desde el miércoles y más que nada el jueves comenzarán a descender.

En todo caso, el representante de la AEMET asegura que es "viable" que desde el domingo 31 de julio hasta cuando menos el miércoles 3 o el jueves, 4 de agosto, se superen los umbrales de intensidad, persistencia y extensión precisos para lograr organizar a este episodio de elevadas temperaturas como ola de calor, con lo que, de confirmarse, esta sería la tercer ola de verano de 2022.

En cuanto a Canarias, Del Campo apunta que a lo largo de parte importante de la semana asimismo predominará el ámbito caluroso, singularmente en zonas de Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife, Gran, Canaria. En esta última van a poder superarse los 36 o 37ºC en las ubicaciones de medianías orientadas al sur. Los vientos alisios van a soplar con intensidad en las ubicaciones expuestas a este viento y arrastrarán algo de nubosidad.