• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

Agosto podría ser nuevamente muy caluroso y riguroso en lo que se refiere a tormentas, según Meteored

img

MADRID, 26 Jul.

Agosto podría ser un mes muy caluroso, con temperaturas mucho más altas de lo común en prácticamente toda la Península y con valores increíblemente altos en la área del agua en el Mediterráneo, según el meteorólogo de Meteored Samuel Biener, que predice también un mes con tormentas en parte importante del territorio y con valores de precipitación cerca de la media.

Pese a llevar un par de semanas con un excepcional episodio de calor, el meteorólogo señala que esta ola "va a ser entre las mucho más durables desde el instante en que se tienen registros".

De acuerdo con el modelo meteorológico de Meteored, a lo largo de la primera quincena de agosto las temperaturas seguirán sobre lo frecuente en prácticamente toda la Península y Baleares, con valores de 0,5 a 1,5 grados centígrados (ºC) superiores al promedio de las datas, a pesar de que los mapas en un corto plazo ahora aguzan estas anomalías, enseña.

Además, van a tener valores próximos a la media para la época en el litoral de Galicia, radical sur occidental, litoral sur y Canarias, si bien en estos puntos es frecuente que en el mes de agosto realice bastante calor.

Durante la segunda mitad del mes, todo apunta a que proseguirá exactamente la misma situación, con valores próximos a la media en el nordoeste, vertiente cantábrica y archipiélago canario, al tiempo que en el resto de las zonas las temperaturas proseguirán sobre las comunes.

Asimismo, según el especialista, es imposible entender con tanta antelación si se generará una exclusiva ola de calor, en tanto que tienen que cumplirse algunos requisitos a fin de que sea considerado como tal.

En cuanto a las precipitaciones, en el mes de agosto van a ser bastante irregulares, socias a profundas tormentas y trombas de agua, frecuentemente situadas en las cercanías de la costa mediterránea a lo largo de la segunda quincena de mes, según Biener.

Además, se aguardan lluvias cerca de la media o tenuemente abajo en toda España, si bien las tormentas localizadas podrían mudar el cómputo pluviométrico local en horas, enseña.

El especialista de Meteored, José Miguel Viñas, apunta que el "abrasador" mes de julio y la ola de calor tienen secuelas en un calentamiento muy anómalo en las aguas superficiales del Mediterráneo occidental.

Asimismo, Viñas aclara que se está generando una destacable ola de calor marina, con temperaturas que exceden los 30 grados centígrados (ºC) en determinados puntos ribereños, lo que causa una desviación de hasta 6 y 7ºC sobre los valores que se alcanzan en esta época del año.

El especialista añade que el almacenaje de calor en esas aguas, puede empeorar los capítulos de lluvias torrenciales que, de forma previsible, van a tener rincón a fines de verano y a lo largo de la primera mitad del otoño, muestra en el portal meteorológico.

No obstante, enseña que ese ámbito solo sucede en el momento en que se juntan los componentes meteorológicos correctos que promuevan esas ocasiones preotoñales, como las entradas de aire frío, los descolgamientos de DANAS y el lugar de un régimen de vientos húmedos de levante.