• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

AFI asegura que los 'senior secured loans' tienen la posibilidad de ser un activo "cobijo" frente a la subida de tipos

img

MADRID, 26 Jun.

Los préstamos sénior con garantía real con cupones flotantes, populares como 'senior secured loans' son un activo alterno que puede marchar como "cobijo" frente al alza de géneros de interés siendo entre las opciones "mucho más atrayentes" de entre aquellas sensibles a capítulos de incremento del peligro de crédito corporativo, según se desprende de un informe elaborado por AFI Esucela de Finanzas sobre este género de instrumentos.

El informe enseña que hablamos de préstamos sindicados bancarios y que forman parte al cosmos de la financiación apalancada o 'leveraged finance', un área que supone la concesión de créditos a compañías con altos escenarios de endeudamiento, bajas puntuaciones crediticias o superiores diferenciales de crédito.

La financiación apalancada entiende, aparte de los 'senior secured loans', bonos de prominente desempeño o bonos 'high yield y la deuda privada directa o 'direct lending', negociada de manera directa entre el prestatario y un prestamista no bancario sin la participación de un banco que sindique la operación.

Sin embargo, AFI apunta que, en contraste a los bonos 'high yield', que en la mayoría de los casos no contarían con una garantía real y que, en su mayor parte, abonan un género de interés o cupón fijo, los préstamos senior con garantía real pagarían un género de interés flotante y estarían asegurados con un derecho prioritario sobre activos del prestatario, de tal manera que, "en el caso de impago del prestatario, el inversor sería el primero en cobrar con los activos empleados como garantía".

El informe asimismo recopila que, en frente de la crisis financiera global de 2008, hay un "muy superior nivel de capital", de acciones ordinarias y preferentes, de la composición financiera propia de los prestatarios que formalizan 'senior secured loans', con un "mayor colchón" de pasivos para absorber pérdidas.

Otras las virtudes que resalta el archivo de estos préstamos son sus tasas de restauración en el caso de impago, del el 70% entre 1989 y 2018, en oposición al 30% de los bonos inferiores senior o el 46% de los bonos senior no asegurados.

Los especialistas que han elaborado el informe hicieron una comparativa entre préstamos senior secured y un activo con especificaciones recurrentes, el bono 'high yield' flotante. Para ello, tomaron como periodo de tiempo de referencia ventanas móviles inteligentes de 12 meses. Así, el resultado es una rentabilidad afín (4,2% en préstamos 'senior secured' en oposición al 4,5% de los bonos), pero con una volatilidad muy inferior (del 4,2% en los préstamos 'senior secured' en oposición al 8,7% de los bonos 'high yield' flotante).

Por ello, el informe concluye que esta clase de activos "deja prosperar la frontera eficaz" si se integra en una cartera diversificada.

Asimismo, AFI efectúa una simulación de cinco carteras, introduciendo en 2 de ellas con préstamos serios con garantía real, en un 5% y un diez%. "Los desenlaces prueban que, en los dos casos, el activo ayuda directamente a achicar la volatilidad de la cartera, sin que la rentabilidad global se vea singularmente perjudicada", asegura.

El estudio asegura que el mercado europeo de los 'senior secured loans' sube a 385.000 millones de euros, con un desarrollo "muy importante" en los últimos años. "La implementación de políticas expansivas y la persistente reducción en las rentabilidades de mercado de la renta fija clásico llevó a los inversores a buscar otros instrumentos que brinden mayores rentabilidades", como sería la situacion de estos préstamos.

Además, estos créditos acostumbran a formalizarse operaciones corporativas entre enormes compañías, una actividad que en 2021 fue "intensa", siendo un pilar primordial en el desarrollo reciente del mercado, entre otros muchos causantes.

AFI apunta que, en los primeros meses de 2022, la invasión de Ucrania por la parte de Rusia, la elevada indecisión sobre la evolución futura de la inflación y unos escenarios de volatilidad "extraordinariamente superiores" en los mercados de crédito ha supuesto un "freno" al mercado de financiación corporativa en Europa.

Así, en el primer período de tres meses del año el volumen formalizado solamente sube a 18.000 millones de euros, un 55% menos que el volumen registrado en exactamente el mismo periodo de 2021 (41.000 millones de euros).

"La financiación apalancada generalmente es un mercado bastante pro-cíclico que acostumbra usarse en mayor medida en instantes de expansión económica y de volatilidades reducidas en los mercados financieros, con lo que no es de extrañar la ralentización en el presente ambiente", enseña el informe.

Además, pese a enseñar una menor volatilidad en frente de otras emisiones equiparables, no supone que estos préstamos no estén exentos de peligro. En preciso, el informe destaca el peligro de crédito como el primordial.

El informe se presentó la semana anterior en Madrid, que contó con la existencia de Omar García Peral, responsable de Cartera y de Gestión de Crédito de ALMA V, fondo experto en España en esta clase de activos. García Peral explicó que los objetivos del fondo son conseguir una rentabilidad permanente y recurrente de entre el 3% y el 4%, sostener una volatilidad inferior a los activos equiparables y la protección del primordial.

En 2021, el fondo tuvo ingreso a 211 operaciones, se examinaron pormenorizadamente 107 y se aprobaron 36. La administración es activa y tiene una rotación de cartera del 47%.