• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

AECID y Cáritas activan el convenio que dejará ayudar a 6.800 alejados por el enfrentamiento en Burkina Faso

img

MADRID, 4 Ago.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y Cáritas han habilitado este jueves el convenio de acción humanitaria que sostienen para ayudar a cerca de 6.800 personas apartadas por la crueldad en Burkina Faso.

De este modo, la AECID aportará asistencia humanitaria por un valor de 229.161,20 euros por medio de la idea que Cáritas realiza en el país africano, cuya población está poderosamente perjudicada por una crisis humanitaria agravada por el enfrentamiento, la inseguridad alimenticia, las secuelas de la Covid-19 y la subida de costes de los alimentos.

Tal y como indicó la agencia, se calcula que cerca del 40% de la población de Burkina Faso está de manera directa perjudicada por el cierre o la reducción de los servicios sociales básicos, la sepa de servicios estatales y mucho más del 7% de la población se vió obligada a escapar de sus hogares en pos de seguridad desde el principio del enfrentamiento en 2019, según Cáritas.

En este sentido, explicó que el número de apartados internos pasó de 87.000 personas en el mes de enero de 2019 a 1.814.283 en el mes de febrero de 2022. En abril del actual año ahora se asentaron 1.902.150 personas alejadas internas; un 2,77% mucho más en relación a marzo, según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Así, la intervención sustentada económicamente por la Acción Humanitaria de españa va a consistir en la distribución de efectivo a un total de 980 familias apartadas internas y habitantes atacables en Ouahigouya (Zona Norte), Dori (Zona Sahel) y Ouagadougou (Zona Centro) y, en suma, la población beneficiaria de esta intervención -de una duración de tres meses- va a ser de unas 6.860 personas, de las que precisamente el 55% son mujeres y el 45% hombres.

La agencia ha señalado que cada hogar va a recibir la asistencia en tres entregas de efectivo, de 47.500 francos CFA (72,41 euros aprox.) cada una. Es decir, cada hogar va a haber recibido una cantidad total de 142.500 francos CFA (unos 217,2 euros) al terminar la intervención, una suma consensuada en el Clúster de Seguridad Alimentaria en el país.

Esta idea, que complementa el ahínco de Cáritas Internacional en todo el país, por medio de OCADES (Organisation Catholique pour le Développement et la Solidarité) Cáritas Burkina Faso para ayudar a la población, está apuntada en especial a familias alejadas formadas de media por siete integrantes.

Los conjuntos mucho más atacables determinados para la intervención son, entre otros muchos, pequeños y pequeñas menores de 5 años, mujeres embarazadas, mamás lactantes, personas con discapacidad, jubilados, viudas, huérfanas y jefes de hogar.