• jueves 02 de febrero del 2023
728 x 90

Abrdn piensa que hay que sostener la precaución en renta variable más allá de las previsiones "equilibradamente alcistas"

img

MADRID, 6 Ene.

La gestora de activos Abrdn piensa que es requisito continuar sosteniendo la precaución en renta variable pese a las previsiones "equilibradamente alcistas".

De este modo lo ha señalado el encargado de la firma para España y Portugal, Álvaro Antón, quien cree que este podría ser el año de las compañías de calidad, o sea, aquellas que son rentables y tienen fuertes flujos de caja, cómputos sólidos, márgenes saludables y poder de fijación de costes.

"Los inversores en renta variable se alegrarán de dejar atrás 2022 y se les podría perdonar que pensaran que las cosas solo podrían proceder a mejor conforme nos aproximamos a 2023. Desde la perspectiva del mercado de renta variable es posible que tengan razón", ha señalado Antón.

Sin embargo, se estima un desarrollo del PIB inferior para 2023, a eso que se aúna que el encontronazo total de la inflación en los márgenes de las compañías no se experimentará hasta el próximo año.

La actividad empresarial podría ser útil de soporte a los costes de las acciones, tal como el interés por las fusiones y compras y el activismo de los inversores, que prosiguen siendo en especial superiores en el Reino Unido.

Respecto a las votaciones, apunta que han bajado bruscamente en los ámbitos cíclicos y en buena medida están adelantando la recesión, pero los ámbitos mucho más protectores, como los de consumo básico y seguros, cotizan prácticamente online con su media en un largo plazo.

Dada esta situación, Antón piensa que no es el instante de obtener de forma indiscriminada los valores mucho más económicos y informa de que los valores de prominente desarrollo tienen la posibilidad de tener adversidades para recobrar sus superiores múltiplos de 2021 por el ambiente de tipos alto.