• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

Abogados de Familia solicitan hacer partes de Familia en los Tribunales de Instancia para achicar la crueldad de género

img

MADRID, diez Jun.

La Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA) ha pedido en el Congreso hacer partes de Infancia, Familia y Capacidad en los futuros Tribunales de Instancia que se van a crear en España, con la meta de achicar la crueldad de género.

Así se lo trasladaron este jueves a los conjuntos parlamentarios del PSOE y del Partido Popular, por medio de sus alegaciones al Proyecto de Ley Orgánica de Eficiencia Organizativa del servicio Público de Justicia.

En la asamblea participaron, por la parte de la AEAFA, su presidenta, María Dolores Lozano, y los vocales Óscar Martínez, María José Sánchez, María Dolores López-Muelas y Álvaro Iraizoz al tiempo que por el PP intervinieron su representante en la Comisión de Justicia, Luis Santamaría, y el representante adjunto Miguel Ángel Jerez; y por el PSOE, los vocales de la Comisión de Justicia Miguel Ángel González Caballero y Uxía Tizón Vázquez.

En preciso, AEAFA les ha instado a hacer partes de Infancia, Familia y Capacidad en todos los 431 futuros Tribunales de Instancia que se van a crear en España con la entrada en vigor de la ley que suprimirá los juzgados unipersonales.

"La puesta en marcha de estas partes contribuirá a reducir la crueldad de género y de niñez que medra día a día. La especialización de jueces, fiscales, equipos psicosociales y de letrados de la administración de Justicia impide enfrentamientos", aseguró la presidenta de AEAFA, María Dolores Lozano.

Según indicó, "la experiencia demostró que los tribunales concretos en temas de Familia, Infancia y Capacidad aceleran la resolución de las crisis familiares --como es la situacion de los divorcios, modificación de medidas y métodos de jurisdicción facultativa--, tienen mucho más medios y proponen resoluciones mucho más atinadas por el hecho de que sus entendimientos sobre esta materia son superiores".

Si bien, desde AEAFA apuntan que con el presente sistema de organización de la Justicia, mucho más del 53% de los españoles no posee ingreso a este género de servicio público de calidad y especializado, generándose de esta manera "una visible discriminación a favor de los enormes núcleos de población".

Al final, según necesitan, es el sitio de vivienda o empadronamiento del ciudadano lo que establece el ingreso a "una justicia de primera o segunda división".

AEAFA señala que los ciudadanos de las islas de Ibiza, Menorca, La Palma, Fuerteventura, Lanzarote o de ciudades como de Ávila, Segovia, Soria, Lugo, Zamora, Cáceres, Cádiz, Cuenca, Huesca, Palencia, Teruel, Toledo, Manresa, Loca o Avilés no tienen tribunales especialistas, lo que se traduce en "retrasos muy graves".

"El atasco del sistema judicial hace que, por servirnos de un ejemplo, las solicitudes de medidas temporales para regular la situación de la familia logren demorarse hasta un año. Esto es muy grave en el momento en que en un enfrentamiento de divorcio la madre o el padre se niega a que los hijos tengan relación o pasen tiempo con el otro progenitor; o en el momento en que uno se niega a abonar la pensión de alimentos hasta el momento en que un juez lo determine", ha precisado Lozano.

También puede ocurrir, según ha detallado, que los 2 integrantes de la pareja se resistan a dejar la vivienda por miedo a que su marcha influya en la resolución posterior de los tribunales. "Esta convivencia obligada capacidad las ocasiones de crueldad de género y filioparental", ha advertido.

La AEAFA lamenta que el anteproyecto de Ley Orgánica de Eficiencia Organizativa de la Justicia deja "al albur de las situaciones" la creación de juzgados de Familia, ya que va a depender de "en el momento en que se estime favorable" y dependiendo de la "carga de trabajo que existe en ese tribunal".

Según la estadística del Consejo General del Poder Judicial del año 2019, el total de temas civiles registrados en los juzgados y tribunales de España fue de 2,4 millones, de los que 557.142, o sea, el 25%, corresponden a temas de familia, sin contabilizar los métodos de ejecución.