• jueves 02 de febrero del 2023
728 x 90

A juicio por presuntamente violar a un compañero con Asperger en un instituto de Vallirana (Barcelona)

La defensa de la víctima solicita 4 años de internamiento en régimen cerrado para los 4 acusados

BARCELONA, 17 Oct.

El Juzgado de Menores 6 de Barcelona juzgará desde este martes y hasta el jueves a puerta clausurada a 4 jóvenes por presuntamente acosar y violar a un compañero con Asperger en el patio de un instituto de Vallirana (Barcelona) en 2018.

El letrado Juan Manuel Ruiz, que ejercita la acusación especial del caso, explicó a Europa Press que los hechos sucedieron en el momento en que la víctima tenía 13 años, y que "estuvo tolerando acoso y recibiendo insultos en el transcurso de un tiempo impreciso a lo largo de 2018" por la parte de múltiples estudiantes de la escuela un año mayores que él.

Ruiz explicó que los hechos "fueron a mucho más" el 28 de octubre, el 5 de noviembre y el 6 de noviembre de ese año, en el momento en que un conjunto de 4 estudiantes presuntamente abusaron y hirieron sexualmente a la víctima.

La acusación especial solicita 4 años de internamiento en régimen cerrado por un presunto delito de integridad ética, 2 supuestos delitos de agresión sexual con ingreso carnal y un presunto delito de violación, al paso que el fiscal solicita tres años de internamiento por un presunto delito de integridad ética y 2 de agresión sexual.

"En la legislación de menores, cinco años de internamiento es la máxima pena que se puede soliciar, y se solicita en el momento en que hay delito de asesinato. No tenemos la posibilidad de soliciar mucho más, estoy con limite por nuestra legislación", explicó el letrado.

Ha asegurado que la familia está "muy enfadada" por el hecho de que, a pesar de que los hechos sucedieron en el patio de la escuela, no se prosiguieron los protocolos antibullying y se procuraron esconder todos y cada uno de los hechos.

"Antes que los progenitores supiesen nada, hubo una asamblea con múltiples instructores, integrantes del claustro y dirección, y le afirmaron al niño que no afirmara nada, que era bastante superior", ha lamentado Ruiz, con lo que han intentado realizar causantes penales a la escuela, pero Fiscalía de Menores no lo ha recibido, si bien sí que la escuela hace aparición como responsable civil.

Por su parte, al preguntar al instituto sobre los hechos, se han negado a llevar a cabo afirmaciones hasta el momento en que se celebre el juicio oral.

El letrado explicó que la familia se enteró de los hechos a lo largo del mes de diciembre de 2018, pues el menor "se encontraba rarísimo, no deseaba ir al instituto ni al fútbol, al tiempo que antes de los hechos se encontraba súper contento".

Ruiz ha añadido que no hay pruebas alén de la palabra de la víctima, y que él ahora declaró --acompañado de un aparato de psicólogos-- para no tener que comparecer en el juicio: "Él no declarará en el juicio para no estar solo frente extraños. Al sufrir Asperger tiene déficit de comunicación y contrariedad para tener relaciones con la gente. Su declaración con los psicólogos está grabada para emitirla a lo largo del juicio".

Asimismo, Ruiz ha manifestado que se realizaron pruebas periciales para poder ver si la víctima "tiene aptitud de engañar o no, si bien todos y cada uno de los reportes son definitivos y afirman que él hace un relato frío, completamente creíble y desprovisto de íra hacia los atacantes".

También explicó que la víctima "lo que mucho más desea es que le crean, su única preocupación es si le van a opinar o no, le dan igual las penas".