• viernes 03 de febrero del 2023
728 x 90

2023, el año de la Agencia Espacial Española, con origen en Sevilla

img

2 españoles fueron escogidos en 2022 como aspirantes a austronautas de la ESA

MADRID, 1 Ene.

El año 2023 va a estar marcado por la meta del Gobierno de arrancar la Agencia Espacial Española, que por último se situará en Sevilla, una ubicación que generó disputa.

Para saber la sede de la Agencia Espacial Española, el Gobierno de Pedro Sánchez dispuso unos criterios que se vieron envueltos en una polémica, en tanto que aun fueron recurridos en la Audiencia Nacional por la capacitación de Teruel Existe. Entre los requisitos se incluía estar a menos de una hora de un campo de aviación en todo el mundo con conexiones a Ámsterdam, Roma, Frankfurt, Praga y Touluse, que son los sitios extranjeros que con mucho más continuidad se van a visitar en los viajes de trabajo del personal de la agencia. Además, el Ejecutivo descartó Madrid por su plan para descentralizar nuevos organismos.

La candidatura de Sevilla presentó una sede valorada en 6,7 millones de euros y cedida a la Agencia sin costo alguno por el Ayuntamiento, pertrechada y en relación a los requisitos con un edificio singular y de empleo único ahora libre y conveniente a la actividad.

Igualmente, Sevilla aportó el edificio del Centro de Recursos Empresariales Avanzados (CREA), con todos y cada uno de los equipamientos precisos: salas de asambleas y videoconferencias, estacionamiento, espacios multifuncionales, dotación de comunicaciones digitales y también infraestructura para asegurar la seguridad. El Gobierno valoró de forma positiva la instantánea disponibilidad del inmueble, ahora en desempeño.

Sevilla, según defendió el Ejecutivo, muestra asimismo una aceptable red en todo el mundo aérea, AVE y terrestres, una gran y diferente oferta hotelera, tal como un grupo sólido de reportes de encontronazo, sinergias y mercado inmobiliario.

Asimismo, resaltó la relevancia del ambiente de investigación y empresarial en el área aeroespacial, tal como el preciso ambiente social y económico y educativo que deje una adaptación correcta del personal de la Agencia, sugiriendo la candidatura un programa de acompañamiento para la integración y reagrupación familiar del mismo.

Una de las críticas a la decisión de la sede vino desde el colega de Gobierno de Pedro Sánchez. En preciso, el representante de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, criticó que con esta decisión el Ejecutivo "no asistencia contra la despoblación", al situar la sede en una enorme localidad.

Por otro lado, Pablo Álvarez Fernández y Sara García Alonso, fueron escogidos por la ESA como aspirantes a astronautas en 2022, un ejercicio que asimismo estuvo marcado por la aprobación determinante de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación; o la creación de la Agencia Espacial Española y la polémica por la decisión de su sede, han marcado el año 2022 en materia científica.

Fue el pasado 23 de noviembre en el momento en que Pablo Álvarez y Sara García, los dos nacidos en León, fueron elegidos por la Agencia Espacial Europea entre 17 aspirantes a astronautas de la convocatoria abierta del año pasado, la primera en trece años.

Álvarez Fernández (1988) es ingeniero espacial y manager industrial en la sede de Airbus en Getafe. En la presentación de los escogidos, el ingeniero español declaró sentirse un "europeo de corazón" puesto que trabajó en múltiples países del conjunto de naciones.

Por su parte, García Alonso (1989) tiene un máster de biotecnología y es estudiosa del cáncer. Además, trabajó en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en Madrid.

Los nuevos aspirantes a astronautas de la ESA aceptarán sus funcionalidades en el Centro Europeo de Astronautas en Colonia, Alemania. Después de llenar el entrenamiento básico de 12 meses, los nuevos astronautas van a estar completados para entrar a la próxima etapa de entrenamiento de la Estación Espacial y, una vez asignados a una misión, su entrenamiento se amoldará a las tareas concretas de la misión.

"Lo que disponemos en Europa y debemos estar muy orgullosos es la materia prima, los cerebros. Tenemos gente inusual que es con la capacidad de llevar una misión de principio a fin, desarrollar cualquier cosa", señalaba el astronauta español en una entrevista a Europa Press.

El pasado año asimismo ha señalado en materia científica la aprobación de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que entró en vigor el pasado 7 de septiembre tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado, y que, entre otros muchos, tiene la meta de achicar la temporalidad del personal estudioso.

El artículo garantiza una financiación de la I D i permanente y creciente para arrimarse a los países de la Unión Europea y lograr de esta manera el 1,25 por ciento del Producto Interior Bruto en inversión pública para 2030.

La ley recopila un itinerario postdoctoral de "incorporación permanente al sistema". Así, los postdoctorales que deseen entrar al sistema, la duración del contrato va a ser de entre 3 y 6 años, con prórrogas de, por lo menos, un año.

Asimismo, fija que las ocasiones de "incapacidad temporal, nacimiento, adopción, almacena con fines de adopción, acogimiento, peligro a lo largo del embarazo o peligro a lo largo de la lactancia, crueldad de género o terrorista", interrumpirán el balance del período límite de duración del contrato, tal como de su evaluación.

Según este nuevo modelo de contrato, el plantel estudioso con contrato postdoctoral en universidades públicas, Organismos Públicos de Investigación (OPI), fundaciones o consorcios públicos, va a poder elegir a una evaluación de la actividad estudiosa desde la finalización del segundo año de contrato, con el fin de hallar la estabilización en el sistema, o sea, que tras haber superado esa evaluación, el plantel estudioso conseguirá una certificación como "estudioso predeterminado", que además de esto acarreará actualizaciones salariales.

Además, aprobar esta prueba les exonerará de efectuar unas partes de las pruebas para entrar al sistema público, y se les reservará un mínimo del 15% de la tasa de reposición para esta clase de contratos en las Ofertas Públicas de Empleo (OPE) en las universidades y del 25% en los OPI.

La Ley de la Ciencia no ha podido ser aprobada de manera determinante en el Senado ya que se aprobó entre las enmiendas registradas por el Grupo Parlamentario Popular, con los votos en pos de ERC, Junts, PNV, UPN y Vox.

La enmienda de los populares instaba a la supresión de la predisposición agregada décima de la ley, que se refiere a los contratos que estén socios a la rigurosa ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y solo por el tiempo preciso para la ejecución de los convocados proyectos, de esta forma para contratos precisos para la ejecución de programas de carácter temporal cuya financiación dependa de fondos de europa no confrontados.

Tras no poder ser aprobada finalmente en el Senado, el Gobierno y Esquerra Republicana (ERC) acordaron sostener el artículo de la Ley de Ciencia como salió del Congreso en la primera etapa de tramitación y, a cambio, el Ejecutivo se comprometió a remarcar las condiciones de financiación y laborales de los centros públicos de I D i.

Para ello, la capacitación independentista votó en el Pleno del Congreso en oposición a la enmienda del PP que se aprobó con su acompañamiento en el Senado y que debía ver con los contratos laborales de investigación. El Gobierno asimismo acordó con ERC estudiar y realizar una iniciativa de optimización del sistema de financiación basal para los conjuntos de investigación de excelencia.