• viernes 03 de febrero del 2023
728 x 90

2 detenidos por utilizar datos de terceras personas e inclusive de muertos para emular compra o venta de joyas

img

LOGROÑO, 6 Ene.

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja en colaboración con agentes de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de La Rioja han detenido al dueño de un lugar de compraventa de oro y joyas en Logroño y a su asesor, como supuestos autores de un delito de falsificación reportaje y hallazgo y revelación de misterios.

Unos delitos, conforme han informado este viernes desde fuentes de la policía, que se tienen que a las irregularidades detectadas en los asientos registrales de los Libros de Compraventa correspondientes a 2 establecimientos de compraventa de oro y joyas, en mucho más de 280 asientos usando datos falsos para la elaboración de las facturas, incluidos datos de filiación de personas en la actualidad fallecidas.

La investigación empieza mediante un informe elaborado por agentes de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de la Rioja contra el Blanqueo de Capitales, quienes tras múltiples pesquisas abrieron en presencia del presunto creador un bulto de correo que contenía dentro suyo un lingote de oro no proclamado, paralelo a transferencias dinerarias por un importe superior al millón de euros.

Tras una primera investigación por la parte de la Policía Nacional y anterior demanda interpuesta por 2 perjudicados, este hombre fue detenido y puesto predisposición judicial en el último mes del año de 2021 por un delito de estafa a través de la adquisición-venta de lingotes de oro por un importe mayor a 150.000 euros.

Realizaron, además de esto, con las víctimas múltiples transferencias comerciales que produjeron la bastante seguridad para apropiarse de tres de los envíos de oro completados, usando para eludir su compromiso argucias como el cierre del local donde desarrollaba su actividad y su apertura con un nuevo nombre.

A partir de ese instante, gobernantes especialistas de la Policía Nacional han comenzado una investigación fundamentada en un meticuloso análisis de la documentación usada en las transferencias comerciales de tales establecimientos desde el año 2019.

Al primero de los detenidos, gestor único de 2 de las compañías, se le pidieron los listados relativos a la adquisición de oro al por menor a particulares, verificando que no hay facturas que acrediten las transferencias, tal como una enorme disparidad entre las operaciones anotadas en los libros registro y los listados proporcionados a los agentes, los que difieren en número y término.

Asimismo, y tras continuación de las pesquisas, se ha podido constatar que estos listados contenían datos personales probablemente logrados de aguantes electrónicos, informáticos o telemáticos, que aun podrían ser logrados de cualquier clase de registro público para el que era preciso tener conocimiento informáticos.

De este modo, quedó patente que ninguna de la gente habían tenido relación con las compañías de compra venta de oro ni habían concedido su permiso para la utilización de sus datos personales, aun los nombres que aparecían correspondían a personas fallecidas.

En una de las compañías, tras entrar en contacto con los particulares perjudicados que figuraban en los registros, todos ellos manifestaron que no habían efectuado venta alguna de oro en las datas indicadas, y que no habían tenido no relación con compañías de compra venta de oro, advirtiendo en tal compañía un total de ochenta irregularidades.

Igualmente se ha podido revisar que en esa compañía los nombres y apellidos de la gente no se correspondían con los números del Documento Nacional de Identidad, e inclusive ciertos ahora habían fallecido.

El montante total relativo a las operaciones de compra-venta de oro a particulares entre los años 2019, 2020, y 2021 sube a 2.538.555,18 euros.

Los dos individuos, 2 hombres de 60 y 43 años de edad, de nacionalidad de españa, con residencia los dos de Logroño, constándole 4 antecedentes policiales a uno por hechos afines a los contados, fueron detenidos el pasado miércoles, tras la finalización del atestado policial. Ya fueron puestos predisposición judicial.