• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

2 de cada tres compañías se temen que el alza de los costos logre poner en riesgo la continuidad de su negocio

img

MADRID, 14 Jul.

El 74,5% de las compañías se teme que el aumento de los costos logre llegar a sospechar un "grave riesgo" para la continuidad de su actividad y de nuestra compañía, según el portal de trabajo Infoempleo y el Grupo Adecco, que han anunciado la XXV edición del Informe Infoempleo Adecco.

A lo largo de los últimos meses, la economía de españa está asistiendo a un ámbito inflacionista que, para la mayor parte de los especialistas en macroeconomía, se sostendrá prácticamente a lo largo de todo 2022.

Para el 31,54% de las compañías, la novedosa reforma laboral que entró en vigor el 1 de abril de 2022 asimismo puede sospechar un freno a su desarrollo según se vaya aplicando.

Que el consumo no se reactive completamente por nuevos brotes o consecutivas olas de coronavirus (29,53%), y mucho más con la situación de inflación de hoy, es el próximo inconveniente al que las compañías consultadas miran con mucho más miedo.

Ante este panorama, las compañías piensan que para prosperar la competitividad de su compañía las mejores medidas de elasticidad son, en este orden, sugerir horarios flexibles (55,03%), remuneración variable enlazada a objetivos (32,21%), trabajo a distancia (26,85%), asistir a la contratación temporal directa (26,17%), a la contratación parcial (22,82%), cambiar substancialmente las condiciones de trabajo de la plantilla (21,48%), recurrir a 'freelances' (16,78%) y producir bolsas de horas (16,11%).

En cuanto al trabajo a distancia, para un 12,5% de las compañías, los costos que les supondría realizar la novedosa normativa de trabajo a distancia es otro impedimento esencial. Y un 6,25% ve demasiadas adversidades -en concepto de prevención de peligros laborales- para realizarlo.

Por ello, las compañías se prosiguen exponiendo reticentes a proponer un modelo de trabajo 100 por ciento a distancia, y apuestan en la mayoría de los casos por un modelo híbrido. Así, el 88,89% se inclinan por este formato que combina trabajo presencial y en recóndito.

Entre las que no facilitarán esta alternativa, el trabajo a distancia se ve en la mayoría de los casos como una solución temporal (46,88%) que ha servido para sostener la actividad a lo largo de los meses de confinamiento y las consecutivas multitud de la pandemia. Además de considerarlo algo temporal, un 18,75% piensa que el desempeño de la plantilla no fué completamente satisfactorio.

Tras un par de años de crisis sanitaria, en los que muchas compañías se vieron obligadas a usar la fórmula del trabajo a distancia para lograr proseguir con su actividad, la normalidad ha traído la vuelta a la presencialidad. Según los datos que recopila la Encuesta de Población Activa (EPA), en el cuarto período de tres meses de 2021 el 7,9% de los ocupados trabajaron desde su residencia mucho más de media parta de los días, y un 5,7% lo hicieron menos de media parta de los días, datos que son los mucho más bajos en los un par de años de pandemia.

Una cifra inferior al diez% del total de la población activa de españa al que se llegó a fines de 2020, y distanciada asimismo del 15,3% que se alcanzó a lo largo de los meses en los que se impuso el confinamiento.

No obstante, de las compañías consultadas, un 58,44% afirman que sí están facilitando a sus usados la oportunidad de teletrabajar en 2022 (un 6% mucho más que en 2020).

De hecho, un 51,68% de las compañías mantuvieron de alguna forma esta fórmula a lo largo de 2021, bien para toda la plantilla (diez,07%), en turnos alternos (22,15%) o en esos instantes en los que algún usado precisaba confinarse (19,46%).

Por otro lado, solamente una de cada tres compañías consultadas (37,59%) ve posible la día de 4 días, porcentaje que además de esto se ha achicado 0,6 puntos porcentuales en el último año. Y de estas, el 22,15% piensa que solo sería viable reduciendo la remuneración de forma proporcional.

Así, el 62,42% de las compañías no ve viable establecer la día de 4 días hoy en día, en oposición al 61,7% que lo pensaba hace un año. Entre las primordiales causas esgrimidas para esto, está la imposibilidad de sostener sueldos o amortizar una jornada de trabajo, y no poder contratar mucho más personal para contemplar la día sobrante.

El estudio asimismo expone que tras un par de años de pandemia, el trasvase de trabajadores de unas compañías a otras se ha ralentizado claramente. De media, las compañías cifran en un 19,8% el volumen de rotación de personal al que tuvieron que llevar a cabo frente en 2021, mucho más de 2,5 puntos porcentuales menos en relación a 2020 y mucho más de 3 puntos si se equipara con 2019.

El 33,56% de las compañías consultadas piensan que la razón primordial de esta fuga de talento es porque reciben mejores promociones salariales de otras compañías. Y para el 26,85% hablamos de usados que no tienen la posibilidad de realizar sus pretensiones de desarrollo profesional o personal en la compañía.

Igualmente, el estudio señala que entre los temas mucho más importantes en el último año que ganó importancia fué la administración de la salud psicológica y sensible en el ambiente de trabajo. Así, tres de cada 4
encuestados del ámbito empresarial admiten que a lo largo de el año pasado tuvieron capítulos de "trabajadores quemados" o con el síndrome del 'burnout' en sus plantillas, en oposición al 32,89% que afirma no haberlo experimentado o detectado en su ambiente.

En cambio, pese a este porcentaje tan prominente, el 83,22% de las compañías afirma no sugerir acompañamiento psicológico o ayudas para administrar este síndrome o cualquier otra nosología relacionada con el agobio o la ansiedad- De ellas, el 59,06% no contempla llevarlo a cabo a corto/medio período, pero el 24,16% admite que se comienza a trabajar en ello.

Un 8,72% de los encuestados afirma que sí se da acompañamiento, pero no es bastante y solo el 8,05% de las compañías consultadas asegura tener suficientes elementos en temas de salud psicológica y acompañamiento psicológico.